AGUJETAS

Las agujetas conocidas en termino médico como DOMS (Delayed Onset Muscle Soreness que traducido al español significa «Dolor muscular de incio retardado«) pueden aparecer después de un ejercicio físico muy intenso al que no estamos habituados.

Se suelen presentar con la clínica de rigidez, dolor al estiramiento y contracción muscular y aparecen a las 8-10 horas después de haber realizado el ejercicio y pueden durar hasta 3-4 días.

Pero, ¿que son las agujetas? Existen varias teorías en la comunidad científica, la más aceptada es un daño muscular intracelular dentro de las cadenas proteicas que realizan la contracción muscular (unión de la actina y miosina) provocando un cuadro inflamatorio, tambien existen otras teorías como la acumulación de ácido láctico produciendo una cristalización dentro de las células musculares.

¿Como podemos evitarlas? El primer paso es gestionar las cargas de trabajo, es decir, si no estamos acostumbrados a un tipo de ejercicio lo más propio es que empecemos de manera gradual, regulando sobre todo la intensidad y la duración de la actividad. Una vez acabado el ejercicio estará bien que realicemos una vuelta a la calma, por ejemplo, si salimos a correr lo mejor después de terminar es dar un paseo andando ligeramente para bajar las pulsaciones, también podremos realizar estiramientos suaves dinámicos. Por último pero no menos importante, tener una correcta hidratación nos ayudara así como realizar inmersiones en agua fría para controlar esta inflamación general muscular. Acuérdate de la leche como ya hemos comentado antes es un buen reparador muscular debido a la caseina proteína de lenta liberación y la L-glutamina a parte del balance entre hidratos de carbono, proteínas y grasas, si la digieres bien la leche esta te puede ayudar a recuperar sobre todo en las fases de descanso durante el sueño.

El sueño es otro de los factores importantes, durante el sueño se dan las fases de reparación y regeneración de los tejidos, dormir bien entre 7 u 8 horas como mínimo te ayudara a recuperar.

No hay más secreto, adecuar bien el tipo e intensidad de ejercicio para cada uno, hidratarse y alimentarse debidamente y un buen descanso son las claves para recuperarse bien de estas famosas agujetas.

Artículo escrito por David Huarte.

arriola-fisioterapia-david-huarte_movil

CONTACTE CON NOSOTRAS

942 62 82 76

[recaptcha]

Contacte con nosotras