CONDROMALACIA ROTULIANA

La rodilla es una articulación que por estar entre las articulaciones del tobillo y de la cadera todas las desalineaciones que se produzcan entre ambos repercutirán en una desviación de la rótula produciendo con el tiempo, inflamación, desgaste del cartílago e incluso lesiones meniscales.

Este tipo de alteraciones en la biomecánica, son importantísimos detectarlos en la infancia, y ponerles solución mediante ejercicios, estiramientos o en algunos casos con plantillas.

Pero si como al 99% de los adultos, nunca te detectaron esta mala alineación de niño o aunque si lo hicieron simplemente te pusieron plantillas que luego te quitaron y nunca más te revisaron el problema, ni te dijeron que debías hacer ejercicios como fortalecer el glúteo medio, el core, o ganar movilidad en tus articulaciones, hoy te hablamos de lo que puedes hacer para evitar que el desgaste avance.

  1. Lo primero de todo es hacer un estudio biomecánico, ya sea de la marcha , si eres andarín o de la carrera si lo que te gusta es correr. En él se van a detectar todas esas pequeñas desalineaciones y alteraciones biomecánicas que te están llevando a la compensación y a la alteración del patrón normal.
  2. Es muy importante hacer ejercicio por terrenos NO irregulares, ni inclinados.
  3. NO usar esas zapatillas con las que llevas corriendo toda la vida que ya no tienen ni suela por alguno de los lados y que «se adaptan perfectamente a tu pie».

En relación a los ejercicios que puedes hacer, a continuación te damos unas pautas generales, pero no olvides que lo mejor siempre es personalizar los tratamientos y ejercicios, de la mano de un buen fisioterapeuta experto en biomecánica y/o un preparador físico también experto en el tema.

  1. La buena movilidad es lo primero que hay que trabajar, tus articulaciones no van a poder trabajar bien si no pueden moverse con libertad en todos sus rangos de movimiento. Trabajar la flexión dorsal de tobillo y las rotaciones de cadera es imprescindible.
  2. Trabajar la elasticidad de tus músculos, los isquiotibiales que tanto nos suenas por sus numerosas roturas en futbolistas, son muy importantes en la biomecánica, hay que acordarse de ellos todos los días, así como de los aductores, el psoas y el triceps sural.
  3. Un buen tono en los músculos que forman el core es fundamental no solo para prevenir esta lesión, si no se podría decir que para casi todas. Asi que no te olvides de incluir en tu rutina de ejercicios algún puente glúteo, planchas de frente y laterales, etc…
  4. Y por último el trabajo específico de los músculos de la rodilla, podemos comenzar con ejercicios isométricos para cuádriceps e ir alternandolos con excentricos.

Una de las preguntas que nos soléis hacer es sobre los complementos que podéis tomar, entre los que más se ¡recomiendan está el «Condrosan», que supuestamente contribuye a estimular la formación de «nuevo cartílago», pero digo supuestamente porque a día de hoy no hay estudios que demuestren su eficacia.

Lo que siempre recomendamos es EJERCICIO, los últimos estudios han demostrado que incluso correr es beneficioso estimulando la formación del cartílago.

Artículo escrito por Lara García Arriola.

arriola-fisioterapia-lara-arriola

CONTACTE CON NOSOTRAS

942 62 82 76

[recaptcha]

Contacte con nosotras