OSTEOPATÍA VISCERAL

La osteopatía visceral es la parte de la osteopatía que evalúa y trata las disfunciones de los órganos, ya que hay dolores musculoesqueléticos que pueden tener su origen en su alteración.

Hoy os hablamos del hígado.

Podemos sospechar que tenemos una disfunción en el hígado cuando el paciente manifiesta:

-Cansancio

-En mujeres se pueden dar alteraciones digestivas en relación con el ciclo hormonal.

– Nauseas o dolor por debajo de las costillas derechas.

-Cefaleas bilaterales.

-Dolor escapulohumeral derecho sin alteraciones de estructuras blandas.

Cuando pensamos que el problema de un paciente puede venir del hígado abordaremos al paciente de la siguiente manera:

-Veremos si D8-D9 sufre alteraciones, ya que debido a que la inervación del hígado proviene de este segmento podemos encontrarnos dolor o aumento del tono en los músculos de este segmento.

– El tratamiento de hígado consiste en dar movilidad a los ligamentos que lo sostienen y lo únen a otras estructuras y órganos. Es un tratamiento suave y no doloroso pero que puede desencadenar respuestas vegetativas como sudor, mareo, náuseas, taquicardia… En estos casos suspenderemos el tratamiento.

Es una contraindicación absoluta del tratamiento osteopático del hígado:

-La inflamación aguda del hígado.

-Que el paciente sufra de insuficiencia cardiaca descompensada

-Si existe un tumores del hígado o la vesícula biliar.

-Hepatomegalia.

Si quieres saber más sobre este u otros temas síguenos en nuestras redes sociales. Puedes dejar tus comentarios y sugerencias, estaremos encantados de recibir vuestras propuestas y responder todas las dudas que os puedan surgir.

Artículo escrito por Lara García Arriola.

arriola-fisioterapia-lara-arriola

CONTACTE CON NOSOTRAS

942 62 82 76

[recaptcha]

Contacte con nosotras