SÍNDROME DEL TÚNEL CARPIANO

El síndrome de túnel carpiano es una patología causada por diversos factores que dan como resultado una compresión mantenida del nervio mediano y por lo tanto, produce dolor, sensación de hormigueo y perdida de fuerza. Esta patología se presenta de manera más habitual en mujeres.

El nervio discurre literalmente por dentro de un túnel oseo y ligamentoso. En este espacio es compartido con otras estructuras como huesos, capsulas, ligamentos, tendones y cualquier alteración de ellos que comprometa al espacio dará como resultado la compresión del mediano o de la vascularización del nervio como por ejemplo un edema oseo o una tendinosinovitis de los flexores de los dedos (muy común en gente oficinista). Siempre hay que considerar el diagnostico diferencial para ver que se trata de una compresión del nervio en la muñeca y el origen no proviene de las cervicales o de otra compresión diferente a lo largo del brazo.

Los síntomas en las fases agudas se presentan como dolor o parestesias (sensación de hormigueo). El nervio mediano inerva los 3 primeros dedos y parte del 4º pero al comienzo el dolor puede ser general en toda la mano. Los síntomas se presentan inicialmente durante la noche, dolor nocturno debido a la posición de flexión que adoptan nuestras manos al dormir.

En las fases más avanzadas el hormigueo puede desaparecer e incluso el dolor y solamente quedara presente la falta de sensibilidad superficial de la piel (sensación de entumecimiento o acorchado) y la perdida de fuerza con una artotrofia marcada de los músculos de la base del pulgar o llamada musculatura tenar.

Desde nuestra clínica el tratamiento inicial constara de movilizaciones de la muñeca, neurodinámica (movilización del nervio), neuromodulación ( para la disminución del dolor), estiramientos, recomendaciones posturales y tratamiento osteopático para liberar posibles zonas de compresión. También en este proceso las ayudas protesicas como ferulas nocturnas de descanso serán vitales para mejorar tu condición.

Un correcto diagnostico mediante la historia clínica, test ortopédicos y pruebas de imagen nos ayudara en la medida de lo posible a frenar los síntomas e incluso revertirlos. No esperes, un diagnostico temprano con un tratamiento correcto podrá revertir tu situación. Si tienes dudas, consúltanos.

Artículo escrito por David Huarte.

arriola-fisioterapia-david-huarte_movil

CONTACTE CON NOSOTRAS

942 62 82 76

[recaptcha]

Contacte con nosotras